martes, 25 de marzo de 2008

Día de la Memoria, la Verdad y la Justicia

Conmemorando un nuevo aniversario del último Golpe de Estado, los alumnos de 5to A trabajaron el cuento "El Golpe", de Graciela Montes.
Compartimos con todos una síntesis:

Graciela Montes decía: "Algunas personas piensan que de las cosas malas y tristes es mejor olvidarse. Otras personas creemos que recordar es bueno; que hay cosas malas y tristes que, si no van a volver a suceder, es precisamente por éso, porque nos acordamos de ellas, porque no las echamos fuera de nuestra memoria."
Lo que recordamos hoy sucedió hace 32 años. Algunos de ustedes no habían nacido… Otros, de alguna manera fuimos protagonistas. Lo vivimos, lo vimos, lo escuchamos, lo callamos, lo sentimos…
El 24 de marzo de 1976, vivimos un Golpe de Estado. “Un golpe de Estado es éso: una trompada a la democracia." Un grupo de personas, que tienen el poder de las armas y ocupan por la fuerza el gobierno de un país. Toman presos a todos los que no están de acuerdo con ellos: al Presidente, a los diputados, a los senadores, a los gobernadores, a los representantes que el pueblo eligió con su voto, y ocupan su lugar. Se convierten en dictadores. Se sienten poderosos y gobiernan sin rendirle cuenta a nadie.
Siempre explican por qué dieron el Golpe. Por lo general dicen que es para "poner orden" en un "país desordenado". Dicen que hace falta "mano dura" para "poner las cosas en su lugar". Como no creen en la democracia, tampoco creen en la opinión de las personas. Decían que su meta era “derrotar a la subversión, aniquilar a la guerrilla.”
La verdad es que aniquilaron mucho más que eso… Aniquilaron a una generación entera, aniquilaron las ilusiones, a miles de familias, aniquilaron la democracia, la libertad, la justicia…
En la Argentina hubo varios Golpes, pero ninguno puede compararse con el que recordamos hoy. Los golpistas llamaron “guerrilleros” y “subversivos” a todos los que no estaban dispuestos a participar de su Proceso de Reorganización Nacional. El enemigo debía ser aniquilado…
En ese proceso, secuestraron, torturaron y asesinaron a más de 30.000 argentinos y extranjeros: médicos, sacerdotes, estudiantes, monjas, jueces, artistas, periodistas, madres, científicos, maestros, obreros, niños, guerrilleros… Todo de forma secreta…
Fueron épocas muy duras, muy tristes. Estaba prohibido hacer política, estaba prohibido reunirse, no se podía protestar, ni manifestarse…
Ésa época terminó y depende de todos nosotros construir una democracia lo suficientemente fuerte para que este país siga creciendo.
Seguiremos teniendo problemas, no somos perfectos!
Tenemos problemas! La pobreza. La inseguridad. La droga en nuestros adolescentes. Los poderosos que no quieren perder poder aunque para eso haya que aplastar a otros. Los violentos que hablan de aniquilar a cualquiera que opine diferente. Los que se creen el centro del universo. Los obsecuentes. Los corruptos que solo piensan en llenarse los bolsillos, los intereses contrapuestos… y más!
Todo sigue ahí, pero estamos vivos!
Y podemos discutir cara a cara lo que opinamos y lo que nos pasa. Y podemos hacerlo en voz alta!!!


Idea extraída del cuento “El Golpe”, de Graciela Montes.

No hay comentarios: